libelula.jpg

Solo trece horas. 
La libélula batió sus alas iridiscentes. Lo que era, dónde estaba, lo que estaba haciendo, lo que quería. La vida era efímera, durase lo que durase.

 

Anuncios