buzones.jpgA Martina le gustaba pasear por el paraje de los buzones. La mayoría, ya vacíos, eran esqueletos de otra era. Algunos guardaban los últimos mensajes. El papel escrito se deshacía al contacto con el aire. Un no lo siento. Un vamos a vernos. Un ayer te deseé.

@BelenArgaya

Anuncios

5.jpgiSos era un robot de 17ª generación. Tenía toda la información del mundo en su cerebro y dos hélices para volar. Sin embargo nunca había sentido tanta alegría como el día que encontró un lápiz. Como estaba prohibido usarlo dibujaba garabatos en la intimidad de su cuarto.

@BelenArgaya